13 de agosto de 2012

Las Cuevas del Águila

Las Cuevas del Águila son una de las mejores formaciones cársticas de la península. Situadas en una zona bastante extensa y constituida por calizas cristalinas, probablemente del Cámbrico, fuertemente plegadas.


EL DESCUBRIMIENTO DE LAS CUEVAS
Todo comenzó un 24 de diciembre de 1963 cuando un grupo de chavales merodeaban por el llamado Cerro de Romperropas. Allí observaron como por un orificio se expulsaba una especie de humo o vaho. Lo que realmente ocurría es que por ese agujero salía un chorro de vapor de agua, ocasionado probablemente por la diferencia de temperatura de la gruta con respecto al frío del exterior. Ante tal hallazgo los chicos no se quedaron quietos, y ayudándose de unas rudimentarias cuerdas y alguna pequeña linterna se adentraron por ese agujero de no más de 60 cm de ancho. Se arrastraron durante un buen rato, recorriendo siempre tumbados unos 50 o 60 metros, hasta por fin llegar a la Gran Sala, donde descubrieron las formaciones cársticas y permanecieron más de cinco horas hasta que pudieron encontrar de nuevo la salida. Tras varios meses de duros trabajos de acondicionamiento, el 18 de julio de 1964 se abrieron al público.

El terreno, el tiempo y la abundancia de agua han modelado el paisaje y socavado las entrañas de la tierra. El agua, en dos etapas, una destructora y otra constructora, disolvió la roca salubre ensanchando las fracturas y formando huecos dentro de las montañas de la sierra. Posteriormente, con la ayuda de otros factores ambientales, el carbonato cálcico fue precipitando creando las diversas formaciones calcáreas o espeleotemas.


La cavidad se ha desarrollado sobre calizas paleozoicas del cámbrico inferior, de hace aproximadamente 540 millones de años. Desde la boca de entrada a la gruta se descienden unos 20 metros hasta llegar a la gran sala (cavidad cárstica). Esta tiene una superficie de unos 10.000 metros cuadrados aproximadamente. La temperatura ambiente es de unos 20º y la humedad es muy alta, cercana a la saturación, lo que hace prácticamente imposible el desarrollo de organismos vivos.


Cabe resaltar la diversidad de colores, siendo predominante el blanco (por el carbonato de calcio en estado puro), aunque en muchas ocasiones esté contaminado por la presencia de otras sales, minerales e incluso sustancias orgánicas, dando lugar a tonalidades increíbles. El hierro las tiñe de amarillo, naranja y marrón, el manganeso de gris, gris azulado o negro, y la arcilla de una coloración rojiza.

SON UNA MARAVILLA DIGNA DE VERSE

Horario:
- Otoño e Invierno: 10:30 a 13h y 15 a 18h.
- Primavera y Verano: 10:30 a 13h y 15 a 19h.
Tarifas:
- General: 7€
- Reducida: niños menores de 8 años.
Teléfono: 920377107

No hay comentarios:

Publicar un comentario