21 de junio de 2012

Castillo de Calatrava la Vieja

El Castillo de Calatrava la Vieja pertenece al Parque Arqueológico de Alarcos - Calatrava, que presenta una singular dualidad representada por las culturas cristiana y musulmana, que se manifiesta en la articulación del Parque en torno a dos yacimientos distintos: Alarcos, símbolo del pujante poder cristiano, y Calatrava, monumento de un glorioso poder islámico ya extinguido, rejuvenecido brevemente bajo la influencia almohade.

Vista del Yacimiento de Calatrava la Vieja

La antigua Qal'at Rabah (Calatrava) islámica, es uno de los yacimientos medievales más importantes y mejor preservados de la Península. Su historia, junto al río Guadiana, transcurre entre los s. VIII y XV. Siempre con un papel primordial en la Meseta, fue el enclave urbano del poder califal en la región, la primera posesión templaria en Castilla, lugar de fundación de la primera Orden militar hispana y la ciudad más septentrional del Imperio almohade.

Está situada en un importante cruce de caminos, al abrigo del cual adquirió un gran desarrollo urbano, siendo el lugar más poblado entre Córdoba y Toledo hasta el siglo XIII. Por ella pasaba la vía principal entre estas dos importantes poblaciones, y las que unían Mérida con Zaragoza y el Atlántico con el Levante.

El alto valor estratégico de su situación explica sus cinco siglo de vida. En un principio, jugó un papel decisivo tanto en las luchas civiles que enfrentaron a los toledanos con el poder central cordobés, como en las diversas rebeliones beréberes. Su importancia se acentuó a raíz de su casi total destrucción por parte de los rebeldes toledanos en el año 853 y de su inmediata reconstrucción por orden del emir Muhammad I. A partir de entonces, y como cabeza de una amplia región, se convirtió en el punto más importante de apoyo del poder omeya cordobés de la zona. Tras la abolición del califato en el año 1031, Calatrava gozó de cierta autonomía al tiempo que los reinos de taifas de Sevilla, Córdoba y Toledo se disputaban su posesión, aunque finalmente caería en la órbita de esta última. Con los almorávides (principios del siglo XII) pasó a ser el núcleo islámico más importante del frente al ya para entonces Toledo cristiano. Tomada por Alfonso VII en el año 1147, se convirtió en la plaza cristiana más avanzada frente al Islám. Después de fracasar la encomienda dada a los templarios, fue concedida por Sancho III a la Orden del Cister en el año 1158, dando lugar al nacimiento de la primera orden militar hispana, que adoptó el nombre propio al del lugar. Permaneció en el reino de Castilla hasta que los almohades la recuperaron para el Islam a raíz de su victoria en la cercana ciudad de Alarcos en el año 1195. Alfonso VIII la retomó definitivamente pocos días antes de la batalla de las Navas de Tolosa en el año 1212 y Calatrava inició su decadencia. Situada en un lugar malsano y lejos de la nueva frontera, no era ya la sede adecuada para la Orden, cuya cabeza se trasladó en 1217 a otro lugar en Calatrava La Nueva. La antigua Calatrava, quedó como cabeza de una encomienda más de la Orden. En la primera década del siglo XV la sede de la encomienda de Calatrava fue trasladada unos kilómetros más al sur, a Carrioncillo, actualmente Carrión de Calatrava.

En la construcción del la ciudad se tuvo en cuenta un importante sistema defensivo hidráulico combinado con murallas y corachas. El mismo río Guadiana servía de foso natural en la zona norte de la fortificación. El resto de la muralla estaba rodeada por una excavación de 10 metros de altura. En los 1.500 metros de muralla hay 44 torreones de planta cuadrangular y 2 de forma pentagonal. Tiene 2 accesos de recodo y 2 torres albarranas. El recinto se divide en 2 zonas: la Medina y el Alcázar. En éste destaca un ábside templario que nunca llegó a terminarse y que tiene planta dodecagonal. También tienen interés los restos de la herrería y las dependencias abovedadas.
Vista del Castillo de Calatrava la Vieja


INFORMACIÓNDirección
Parque Arqueológico de Alarcos-Calatrava
Calatrava la Vieja: Carrión de Calatrava. Ciudad Real (Ciudad Real).

Contacto
Tfno: 600 913 034
E-mail: paalarcos@gmail.com

Horario
Verano: (1 de abril al 30 de septiembre) - 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 h
Invierno: (1 de octubre al 31 de marzo) - 10:00 a 18:00 h.

Tarifas
ENTRADA GENERAL: 5 €
ENTRADA REDUCIDA: 2’50 € (Carné Joven, Carné de Estudiante y Grupos de + 15).
ENTRADA ESPECIAL: 1’5€ (Jubilados, Desempleados y Niños de 6-11 años)
ENTRADA GRATUITA: Menores de 6 años.

Página Web: Parque Arqueológico de Alarcos - Calatrava

No hay comentarios:

Publicar un comentario