31 de marzo de 2012

Parque Arqueológico de Recópolis


En la visita que realice el pasado 7 de marzo también visitamos el yacimiento arqueológico de Recópolis, que constituyó un caso único durante la Edad Media. En ningún lugar europeo en los inicios del medievo se construye una ciudad allí en donde no había ningún otro tipo de asentamiento, salvo en el año 578, cuando el rey visigodo Leovigildo funda la ciudad de Recópolis en honor de su hijo Recadero.

Recópolis es todo un ejemplo de planificación urbanística. Su ubicación responde a un plan meramente estratégico para controlar el territorio y sus distintos recursos. La ciudad se organiza mediante dos calles principales que se cortan la una a la otra, que nos recuerdan al cardo y el decumano romanos. Recorriendo una de ellas conocemos los talleres artesanales y se accede, a través de un gran arco, a la gran plaza formada por la basílica y el conjunto palatino visigodos. También se observan los restos de unas estructuras que conforman unos espacios de usos domésticos. Las paredes de las casas se construían con un zócalo de piedra, y luego el recrecido final del muro era de tapial. El porche adosado a la casa protegería de las inclemencias del tiempo a los habitantes de la casa.

La basílica visigoda consta de tres naves. La entrada sería francamente monumental, pues estaría custodiada por sendas columnas de mármol, de las que hoy día se conservan sólo las basas. Observando el diámetro de dichas basas, no es difícil imaginar el gran tamaño que presentaría todo el conjunto de entrada a la basílica. Además, dentro de ellas se encuentra el baptisterio, lugar donde se bautizaba a los neófitos en la religión cristiana. Es en este lugar donde Juan Cabré en los años 40 del pasado siglo encontró el tesorillo fundacional de la ciudad compuesto por casi un centenar de monedas de oro acuñadas por el propio Leovigildo. Este edificio es un buen ejemplo del dinamismo cultural que marca Recópolis. Lo que en su día fue basílica visigoda, sufrió en momentos posteriores andalusís distintas reformas y cambios arquitectónicos que resultarían de un cambio de uso, tales como por ejemplo el que se observa en la entrada a la nave central de la basílica, que presenta un cerramiento de la puerta, con un tipo de aparejo de piedras colocadas de canto formando espigas, muy típico de épocas islámicas. Así mismo, de época de repoblación (siglos XII-XIV) tenemos una entrada a la basílica que se transformó en esta época en pequeña ermita, así como los dos arcos de medio punto que se engastan en paramentos visigodos en lo que fuera el antiguo ábside de la basílica. Estos arcos se componen de dovelas que no tienen ningún tipo de argamasa ni mortero en su unión, están trabadas "a hueso".

Interior de la Basílica de Recopolis

Reconstrucción de la Basílica Visigoda de Recópolis

El palacio no solo era el lugar en donde se encontraban los aposentos reales; sino que también era centro administrativo visigodo. Los suelos estaban hechos de un tipo de pavimento denominado "opus signinum". Este tipo de opus se realizaba con una primera cama de cantos rodados, luego un segundo nivel de grava, para luego ya presentar lo que es la pasta de arcillas, cales y trozos de cerámica machacados con los que se formaba el denominado opus signinum. Aún se pueden observar restos de este tipo de pavimento, no sólo en el palacio, sino también en la propia basílica. Sólo viendo el grosor de los muros y el tamaño de los postes centrales que presenta este edificio, es fácil imaginar la grandiosidad y majestuosidad con la que se alzaba en tiempos visigodos.

Reconstrucción del Palacio Visigodo de Recópolis

INFORMACIÓN Dirección:
Parque Arqueológico de Recópolis
Carretera de Almoguera, s/n
19119 - Zorita de los Canes (Guadalajara)
Teléfono: +34 949 376 898

Horario:
Verano: 10 a 14 horas y 17 a 21 horas (1 mayo - 15 septiembre).
Invierno: 10 a 18 horas (16 septiembre - 30 abril).
Lunes cerrado, salvo festivos.

Tarifas:
ENTRADA GENERAL: 5 euros. Incluye servicio de guía en horario. (Es imprescindible acudir al Centro de Interpretación del Parque Arqueológico de Recópolis para realizar visitas guiadas).
ENTRADA REDUCIDA: 2,5 euros. (Jóvenes de 12 a 18 años, grupos de + 15 personas y –de 50 con visita concertada, estudiantes con carné que lo acredite, jóvenes con carné joven y profesionales, profesores acompañantes).
ENTRADA 1 EURO: Jubilados o pensionistas, desempleados con tarjeta que lo acredite y niños de 6 a 11 años.
ENTRADA GRATUÍTA: Niños de 0 a 5 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario