7 de septiembre de 2011

Castillo de Manzanares el Real

Erigido sobre una ermita románico-mudéjar, el palacio-fortaleza de los Mendoza es el mejor conservado de la Comunidad de Madrid.


Fue edificado, en estilo gótico isabelino, en 1475 por diego Hurtado de Mendoza, segundo Conde del Real de Manzanares, Marqués de Santillana y primer Duque del Infantado, siendo su autor Juan Guas, el arquitecto de los Reyes Católicos.

 Todos los años en el mes de mayo se desarrolla un mercado medieval

Este bellísimo conjunto de grandes ventanales de arcos de medio punto consta de un patio rectangular y dos galerías sobre columnas octogonales. Tiene cuatro torres en sus vértices, adornadas con unas bolas del más puro estilo isabelino. Sobre el adarve meridional la galería es la traza flamígera sobre antepechos decorados a base de punta de diamante.

Una de las aportaciones más importantes de la Comunidad de Madrid al Castillo de Manzanares el Real son las colecciones de tapices, pinturas de caballete, armaduras y muebles de los siglos XVI al XIX.

El patio del palacio-fortaleza fue reconstruido por Vicente Lampérez. Presenta un doble corredor porticado configurado con dos galerías superpuestas que se desarrollan en torno al patio. Ambas galerías, realizadas en piedra caliza, rematan en arcos carpaneles, y la superior presenta una balaustrada maciza con decoración de rosetones rematados por un friso de esferas en relieve. Además, aquí han sido instalados tres escudos murales de armas, del s. XV, que representan los apellidos Mendoza, Fernández de Velasco y Álvarez de Toledo, vinculados familiarmente a la Casa Ducal.

 El patio del palacio-fortaleza del Castillo de Manzanares el Real

El zaguán es una estancia rectangular que da acceso a la zona del palacio. En él destaca la escalera monumental en piedra y cinco tapices de los siglos XVI y XVII, así como un óleo sobre lienzo de la Virgen de la Soledad de la escuela madrileña del siglo XVII.

La Sala Santillana es la primera de las dos “Salas de Aparato”. Es una estancia montada como sala de reuniones y decorada al gusto del siglo XVII, donde podemos observar varios tapices del siglo XVII. La otra Sala de Aparato es la Sala Infantado, que es el gran salón palaciego del castillo.
Sala Santillana del Castillo de Manzanares el Real

Sala Infantado del Castillo de Manzanares el Real

El Estrado de Damas se trata de una instalación especial en el llamado “Salón del Ochavo” de la actual torre del homenaje del castillo. Recrea una sala de damas, una habitación en la que desarrollaban su vida pública: recibir, coser, rezar, leer e incluso comer. Representa el modelo de habitación de tradición islámica que, en España, sigue en vigor hasta el siglo XVIII. Es preciso destacar la ventana-mirador con parteluz, original de la construcción de la fortaleza en el siglo XV, y que con su tracería lobulada asentada sobre tres columnas constituyen un guiño singular a la galería del adarve del ala meridional.

Estado de Damas del Castillo de Manzanares el Real

 Ventana-mirador con parteluz

Otra de las salas es la Alcoba y Oratorio, a la que se llega por una magnifica escalera de caracol. La idea es reproducir la conexión entre un dormitorio y un altar, que servía de oratorio privado, y que en la época era frecuente en las viviendas nobles y principales.

Escalera de caracol

 Alcoba y Oratorio

En el adarve almenado destaca, en la fachada meridional, uno de los elementos arquitectónicos más singulares del monumento: la Galería de Juan Guas. Esta galería cubierta presenta arcos rebajados decorados mediante tracerías ojivales con dobles arcos lobulados y vanos apoyados sobre placas de piedra con relieve de tendencia romboidal al exterior. Esta singular construcción constituye una de las más bellas trazas del gótico flamígero de la Meseta.

Adarve almenado del Castillo de Manzanares el Real

Galeria de Juan Guas y Torre Ochavada

Recorriendo el adarve podemos observar las cuatro torres “caballeros”, ubicadas sobre cada uno de los ángulos del edificio y la torre “ochavada”, también llamada del homenaje. También se pueden observar los restos de la capilla, aun sin restaurar, y la hermosa perspectiva de La Pedriza, el pueblo de Manzanares el Real y el Embalse de Santillana.

Restos de la Capilla


Bibliografía: Guía del Castillo de Manzanares el Real. Comunidad de Madrid, Conserjería de Economía y Hacienda.

1 comentario:

  1. No es sobre este tema, pero es que me ha gustado saber lo del código de tentación porque llevaba tiempo buscando...xDD, y soy una gran admiradora de la saga ajjajajaja. Bueno aquí tienes una nueva seguidora.

    Besos! :)

    ResponderEliminar